Enfermedades de transmisión sexual

Las enfermedades de transmisión sexual, o infecciones de transmisión sexual (ITS), generalmente se adquieren por contacto sexual. Las bacterias, los virus o los parásitos que causan las enfermedades de transmisión sexual pueden transmitirse de una persona a otra por la sangre, el semen o los fluidos vaginales y otros fluidos corporales.

En ocasiones, estas infecciones pueden transmitirse de forma no sexual, como de madres a hijos durante el embarazo o trabajo de parto, o a través de transfusiones de sangre o mediante agujas compartidas.

Dra. Ángeles Reyes | Ginecóloga

Síntomas

  • Llagas o protuberancias en los genitales o en la zona oral o rectal.
  • Dolor o ardor al orinar.
  • Secreción proveniente del pene.
  • Flujo vaginal inusual o con mal olor.
  • Sangrado vaginal inusual.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Dolor e inflamación de los ganglios linfáticos, particularmente en la ingle, aunque a veces más extendidos.
  • Dolor en la parte inferior del abdomen.
  • Erupción en el tronco, las manos o los pies.
Dra. Ángeles Reyes | Ginecóloga
Dra. Ángeles Reyes | Ginecóloga
Dra. Ángeles Reyes | Ginecóloga

Causas

Estas pueden ser las causas de las enfermedades de transmisión sexual o infecciones de transmisión sexual:

  • Bacterias: La gonorrea, la sífilis y la clamidia son ejemplos de infecciones de transmisión sexual causadas por bacterias.
  • Parásitos: La tricomoniasis es una infección de transmisión sexual que la causa un parásito.
  • Virus: Las infecciones de transmisión sexual que las causan virus incluyen el virus del papiloma humano, el herpes genital y el VIH.

Otros tipos de infecciones (los virus de la hepatitis A, B y C, la infección por Shigella y la infección por Giardia) pueden transmitirse a través de la actividad sexual, pero es posible infectarse sin contacto sexual.

Complicaciones

Algunas de las posibles complicaciones son las siguientes:

    • Dolor pélvico.
    • Complicaciones en el embarazo.
    • Inflamación ocular.
    • Enfermedad inflamatoria pélvica.
    • Enfermedad cardíaca.
    • Ciertos tipos de cáncer, como el cáncer de cuello uterino y el cáncer del recto asociados con el virus del papiloma humano.
Factores de riesgo

Cualquier persona que sea sexualmente activa se arriesga a cierto grado de exposición a una enfermedad de trasmisión sexual o a una infección de trasmisión sexual. Los factores que pueden aumentar ese riesgo incluyen:

  • Tener relaciones sexuales sin protección:La penetración vaginal o anal de una pareja infectada que no usa condón de látex aumenta considerablemente el riesgo de contraer una infección de trasmisión sexual.
  • Tener contacto sexual con varias parejas:Cuanto mayor sea el número de personas con las que tienes contacto sexual, mayor será el riesgo.
  • Tener antecedentes de infecciones de trasmisión sexual:Tener una infección de trasmisión sexual hace que sea mucho más fácil que otra infección de trasmisión sexual se desarrolle.